Porque son muchísimos los detalles que hay que preparar para vuestra boda, pero uno de los más importantes y que es una parte importantísima en vuestra ceremonia civil o privada, es quien se encarga de oficiarla. A quien le dejamos esa tarea que tiene que ser perfecta en cuanto a puntualidad, elegancia, muy emotiva, amena, divertida y nunca pesada ni aburrida. Es el momento donde todos guardan silencio y donde alguien debe tener el valor y el temple de calmar vuestro nervios y de llevaros en busca de las mariposas de vuestro estómago.

Peke se encargará de oficiar vuestra ceremonia con la experiencia de haber conseguido hasta hoy miles de emociones, miles de sonrisas, miles de sorpresas y con varios rituales para que cada ceremonia tenga su broche perfecto.

No lo dudéis si buscáis a la persona perfecta que os esperará en el altar.